Saltar al contenido
B

Importancia de la brújula

La brújula es uno de los instrumentos de orientación, más antiguos, recién a mediados del siglo XX  fue reemplazada por sistemas más avanzados y complejos como los sistemas de posicionamiento global y la brújula giroscópica. Hoy en día sigue siendo popular para las personas que practican actividades de exploración o al aire libre y donde no existe el acceso a la energía eléctrica.

¿Qué es?

Las brújulas son instrumentos de orientación que emplean una aguja imantada con el fin de señalar el norte magnético terrestre. Su funcionamiento está basado en el magnetismo terrestre. Una brújula señala al norte magnético, mismo que corresponde al norte geográfico y por ende, es totalmente improductiva en los polos norte y sur debido a la convergencia de las líneas del campo magnético terrestre.

Fue inventada en China en el siglo IX para determinar las direcciones en el mar abierto y consistía en una aguja imantada que flotaba en una vasija llena de agua. Luego, fue mejorada reduciendo su tamaño con el fin de facilitar su uso. Se cambió entonces el agua por un eje rotatorio y se le añadió una rosa de los vientos para calcular direcciones.

Hoy en día, las brújulas cuentan con otras mejoras como sistemas de iluminación y sistemas ópticos para realizar mediciones tomando como referencia objetos ubicados en la lejanía.

Nuevos descubrimientos han encontrado un artefacto olmeca de magnética que funcionaba de manera similar a una brújula. Esto quiere decir que los olmecas han descubierto y utilizados una brújula de magnética desee antes del año 1000 A.C.

Importancia de la Brújula

La brújula permitió a la humanidad encontrar nuevos caminos y desarrollarse. La civilización China pudo navegar en aguas abiertas gracias a este equipo, permitiendo el descubrimiento de nuevas tierras y el desarrollo de acuerdos comerciales, fomentando la expansión de grandes civilizaciones e imperios.

Grandes imperios no habrían podido extenderse más allá del mar y América no habría sido descubierta y colonizada.

La brújula favoreció el comercio y la evolución de las tecnologías después de su descubrimiento. Con la llegada de los chinos a otros pueblos, la brújula fue mejorada con nuevas adiciones como ejes y la roseta de los vientos, con el fin de ubicar otros puntos en el mapa.

Este dispositivo permitió a la humanidad el desarrollo de nuevas tecnologías y aunque ahora con el uso de la geolocalización y sistemas laser la han desplazado, sigue siendo un instrumento útil cuando estos fallan o cuando se realizan viajes en zonas donde el acceso a la electricidad y por ende, a estas tecnologías, es imposible.

¿Para qué sirve?

El uso principal de la brújula es la orientación. Se emplea en la navegación de aviones y barcos. Se utiliza en el montañismo y la exploración porque nos permite orientarnos y localizar diversos lugares.

Una brújula nos permite localizar el punto en el que nos encontramos y orientarnos, señala donde están los polos y mediante la rosa de los vientos, podemos guiarnos de manera mucho más precisa.

En el caso de aviones y arcos se emplean en caso de fallas eléctricas en los radares. Las brújulas magnéticas han sido reemplazadas por brújulas giroscópicas cuya finalidad es la misma.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Importancia de la brújula. Disponible en: https://www.importancia.cc/brujula/