Saltar al contenido
E

Importancia de las etimologías

Importancia de las etimologías
5 (100%) 1 vote[s]

La etimología es el significado de una palabra dentro del contexto social de un tiempo histórico determinado.

Es decir, que esta referencia o uso de la palabra es evolutivo porque se utiliza en una zona, período o clase social en específico y luego puede dejarse atrás en el tiempo o ser heredada por generaciones a través del habla o la escritura.

¿Para qué sirve la etimología?

Mediante la etimología se conoce el origen más el significado de las palabras, por ello se ve en las obras literarias al lado de una palabra una explicación del término sumado a esto el origen del mismo, por ejemplo: la geografía es la ciencia que estudia la tierra  y todo lo que acontece en ella, etimológicamente la palabra proviene del griego geo que significa tierra.

Antecedentes

Según el primer diccionario de la lengua española (1870) la palabra etimología significa: historia del origen de las palabras en la lengua objeto de estudio, lo que incluye todo el proceso evolutivo de su significante (imagen mental) y significado social o periódico.

Es decir que una palabra que se utilizaba en la edad antigua posiblemente no se utilice en la modernidad puesto que ha cambiado o se le haya asignado otro significado a su original.

Un ejemplo de esto es lo siguiente: a priori (oración utilizada en la antigüedad para distinguir un tiempo previo a una acción o idea), hoy en día se utiliza de manera menos formal e igual de correcto el: antes de…

Importancia

Estos términos pueden incluso ser creados por las personas como jergas dentro de grupos sociales con las cuales poder expresar una idea aun cuando la palabra no exista o este formalmente registrada en la lengua. Queda a merced de la imaginación de los individuos así como la definición de la misma.

La etimología es evolutiva como la lengua misma y puede cambiar significativamente de acuerdo al contexto histórico social. A esto se le suma la inventiva de cada sociedad en crear explicaciones algunas veces absurdas para un término, por ejemplo:

El gato es el esposo de la gata; quiere decir que etimológicamente la palabra gato proviene del sexo masculino de los felinos.

Si bien lo anterior no está mal, solo es un aspecto de la etimología, una función social que permite el desarrollo mental de los individuos. Por otro lado y más formalmente la etimología pretende enseñar a la sociedad el uso correcto de las palabras según su origen o utilización antigua.

Un ejemplo de esto es la referencia hacia una persona de aspecto pálido como “de piel blanca” cuando etimológicamente en las sociedades europeas se les atribuía el término de caucásica.

No solo funciona como recurso informativo para conocer el origen de una palabra determinada sino que la etimología también añade se utiliza como fuente de datos explicativos sobre un texto o composición más extensa.

Es decir, etimológicamente se puede esclarecer el porqué de la creación de un trabajo investigativo o incluso el porqué de una acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *